¿Qué es homeopatía?

La homeopatía es un método terapéutico que basándose en la administración de dosis infinitesimales de las sustancias medicamentosas, tratadas según la farmacopea homeopática, activa las propias defensas de nuestro organismo para llegar a la mejoría o curación de las enfermedades.

La palabra HOMEOPATÍA (homeos = semejante, pathos = enfermedad).

La terapéutica homeopática puede dar solución a un gran número de patologías que otras terapéuticas no cubren. Tiene una manera de curar más acorde con la totalidad del individuo. Además de ser intrínsecamente preventiva. Fue empleada por primera vez en 1808 por el doctor alemán Samuel Hahnemann (1755-1843).

El principio de similitud, que ya fue formulado por Hipócrates, establece un vínculo entre la acción terapéutica de una sustancia medicamentosa y su poder toxicológico.
Consiste en administrar a un enfermo una sustancia medicinal que, en dosis fuertes, podría provocar, por intoxicación, un conjunto de síntomas análogos a los que presenta en su enfermedad, pero administrado como preparación homeopática tiene efecto curativo.Homeopatia

En el estado español, al igual que en el resto de países de la Unión Europea, los productos homeopáticos son medicamentos regulados por el Ministerio de Sanidad y Consumo: (Real Decreto 2.208/94, de 16 de noviembre de 1994, publicado en el B.O.E. de 28 de noviembre de 1994). Los medicamentos homeopáticos, como cualquier otro medicamento, deben ser prescritos por médicos y ser dispensados en farmacias.

Consulta del médico homeópata

La primera visita al médico homeópata consiste en atender al paciente de manera integral, cada persona tiene una manera particular de enfermar, por ellocomo médico homeópata dedicaré el tiempo necesario para poder prescribirle su tratamiento individualizado.

Se establecerá un diagnóstico médico utilizando la exploración física y las pruebas complementarias necesarias, se realizará una historia clínica ampliada, tan importante son los síntomas de una enfermedad, como la forma en que la persona los siente.

En consulta le prescribiré aquel o aquellos medicamentos que abarquen más su cuadro patológico actual, teniendo en cuenta las características que usted posea y su manera de enfermar. Podemos por ejemplo, ante un cuadro de fiebre, encontrarnos a un niño irritable, inquieto, con llantos histéricos….. y ante ese mismo cuadro febril a un niño, apocado, introvertido, postrado, sin energía….. El fin debe ser en ambos casos el mismo, diagnosticar el proceso causante de la fiebre y tratarlo, si tras revisión médica se identifica la misma enfermedad para ambos niños, no será el mismo medicamento el que se recetará para su tratamiento, ésta es la diferencia fundamental, no se trata la enfermedad aislada, se trata al paciente enfermo de manera personalizada.

La terapéutica homeopática puede dar solución a un gran número de patologías que otras terapéuticas no cubren. Tiene una manera de curar más acorde con la totalidad del individuo. Además de ser intrínsecamente preventiva.

El medicamento homeopático

Los medicamentos para uso Homeopático se preparan a partir de productos de origen vegetal, animal o de productos químicos (minerales u orgánicos). Se parte de tinturas madres para los productos solubles en agua o alcohol, y de trituraciones para aquellos productos que no son solubles en agua ni en alcohol. Durante su preparación, el medicamento Homeopático es sometido a un doble proceso:

  • Desconcentración progresiva: Los productos solubles en agua o en alcohol se desconcentran mediante una solución hidro-alcohólica, los insolubles (previamente triturados) se desconcentran mediante una trituración con lactosa. A partir de la 3ª desconcentración el producto se hace soluble y las siguientes desconcentraciones se realizan ya con solución hidro-alcohólica.
  • Después de cada desconcentración se procede a agitar fuertemente la solución. A este proceso se le llama ‘Dinamización’.
  • El proceso de dilución: La homeopatía define la potencia de sus remedios de acuerdo al número de diluciones: cuanto más diluidos estén, más potentes son. El proceso de dilución se llama potenciación. La potencia es un número entero, de modo que cuanto más alto sea el número, la dilución es mayor. 30×, por ejemplo, está más diluido (por lo tanto, de acuerdo con la homeopatía, es más potente) que 10×.

 

Metodología: Sabemos que toda sustancia farmacologicamente activa provoca en un individuo sano y sensible un conjunto de síntomas que son característicos de esa sustancia y que llamamos patogenesia.

Toda persona enferma presenta un cuadro clínico característico de su enfermedad y de su forma de enfermar. Hay una serie de síntomas y signos que caracterizan la enfermedad y que permiten hacer el diagnóstico nosológico. Pero además existen una serie de síntomas y signos que son característicos de su forma de enfermar y que quizás no presente otro enfermo con la misma enfermedad.

Para tratar a una persona enferma con un medicamento homeopático hay que tener en cuenta tanto los síntomas característicos de la enfermedad como los síntomas particulares de la reacción del enfermo ante la enfermedad y dar aquel medicamento homeopático que experimentalmente sea capaz de provocar en un sujeto sano el conjunto de síntomas que presenta el enfermo.

Como médico y homeópata, ante una persona enferma, en primer lugar se procederá a realizar una historia clínica detallada, a explorar al enfermo y a pedir todas aquellas pruebas complementarias necesarias para llegar al diagnóstico de la enfermedad. Una vez hecho el diagnóstico y en función del cuadro clínico que presente el enfermo, se decidirá cual es la terapéutica más adecuada para él: cirugía, tratamiento farmacológico convencional, tratamiento homeopático o ambos, fisioterapia etc…

Este aspecto es muy importante porque pone de relieve que la homeopatía es un método terapéutico que nos aporta como médicos otra arma terapéutica más segura y eficaz.

El medicamento homeopático no es específico de una enfermedad determinada sino que es específico de una ‘forma de enfermar’, esto hace que una misma enfermedad, en diferentes personas, pueda ser tratada con diferentes medicamentos en función del cuadro de reacción que presente cada enfermo y que un mismo medicamento pueda servir para tratar diferentes enfermedades siempre que el cuadro clínico del enfermo coincida con la patogenesia de ese medicamento. Por ello la homeopatía es una terapéutica individualizada.

 

Presentación del medicamento homeopático

Los medicamentos homeopáticos se presentan frecuentemente bajo la forma de tubos de gránulos o de dosis de glóbulos.

También encontraremos medicamentos homeopáticos en formas clásicas: gotas, comprimidos, pomadas, ampollas bebibles, jarabes, óvulos y supositorios.

 

Ventajas del medicamento homeopático

  1. Eficacia.
  2. Sustancias naturales.
  3. Medicamentos carentes de agresividad farmacológica, es decir: No presentan efectos secundarios.  No presentan contraindicaciones.
  4. Aptos para todo tipo de pacientes: embarazadas, lactantes, niños, ancianos, diabéticos….

 

10 claves en homeopatía

 

1.- La Homeopatía es un método terapéutico que estimula la capacidad de reacción de los seres vivos frente a la enfermedad.

2.- Todas las enfermedades pueden ser tratadas con Homeopatía. En algunos casos deberá utilizarse simultáneamente con otro tipo de fármacos o técnicas.

3.- En los tratamientos paliativos de enfermedades graves, la Homeopatía mejora sustancialmente la calidad de vida de los pacientes.

4.- La elección del medicamento homeopático se realiza basándose en la observación y análisis de los síntomas individuales del enfermo.

5.- Carece de efectos secundarios o tóxicos, por lo que es el tratamiento ideal en todas las personas, no presentando riesgos en niños, mujeres embarazadas y ancianos

6.- Todos los seres vivos son sensibles a los medicamentos homeopáticos. Por ello pueden emplearse también en animales y plantas.

7.- Los gránulos, gotas, glóbulos… homeopáticos son MEDICAMENTOS. Por tanto se fabrican en laboratorios farmacéuticos cumpliendo la normativa sanitaria exigida en materia de medicamentos y se dispensan en oficinas de farmacia.

8.- Los medicamentos homeopáticos se toman siempre fuera de las comidas. Debe separarse su administración del consumo de cualquier otra sustancia (caramelos, pasta dentífrica, tabaco, etc…).

9.- Gránulos y glóbulos se dejan disolver bajo la lengua sin masticar ni tragar. Las gotas se disuelven en un poquito de agua y se mantienen un tiempo bajo la lengua antes de tragar.

10.- La Organización Mundial de la Salud está promoviendo el uso de las medicinas complementarias, entre ellas la Homeopatía. En España el 10% de las personas son usuarias de la Medicina Homeopática. Este porcentaje aumenta hasta el 30% en otros países europeos.


Visit Us On Facebook